Articulos posteado por

¿Llegó Spotify para cambiar el paradigma?

¿Llegó Spotify para cambiar el paradigma?

Quizás estoy haciendo este artículo 4 o 5 años muy tarde pero creo que para la realidad latinoamericana y en general mundial la piratería se vio acorralada recién durante el transcurso del 2012 y  personalmente, fue en el transcurso de este año que note una merma importante en la misma. Cuando hablo de Spotify, hablo en general de los servicios de streaming y se puede extender también al streaming de series/peliculas como Netflix.

Para el que no lo conozca es un servicio de streaming de audio donde podés escuchar música,  encontrar bibliotecas enteras de tus artistas favoritos, sincronizarlo con tu librería de reproducción “fisíca” (la que se encuentra en tu disco rígido) y además  hacer listas de reproducción dentro del mismo programa.

Las ventajas:

Entre las ventajas que ofrece Spotify tenemos:

  • Recomendaciones: Spotify te recomienda música basado en tus gustos previos y eleccion de canciones para reproducir. Esto para mi es uno de sus puntos fuertes porque te permite conocer nuevos artistas que hacen algo similar a los artistas que ya conocías de antes. Además representa mayores posibilidades de ser descubiertos para los artistas nuevos.
  • Catálogo: El catálogo de Spotify es bastante amplio y si bien hay algunas ausencias notorias la variedad es abrumadora.
  • Comodidad: Las opciones que te ofrece te permiten hacer bibliotecas de reproducción con facilidad y revisitarlas cuando te sea conveniente.

¿Que pasó con la piratería y que tiene que ver Spotify con esto?

A partir de la caída estrepitosa de Megaupload, la mayoría de los sitios que alojaban música fueron retirando los archivos dudosos y acatando las leyes contra la piratería. Esto causo una depresión enorme en la cantidad de discos disponibles para descargar de manera ilegal, provocando una herida mortal para la piratería como la conocíamos.

La gente dejó de subir discos a la red ya sea por miedo a ser detenidos o por la falta  de servidores en donde hospedar dichos discos. Quizás después de tantos años “la internet” le estaba dando la razón a la industria discográfica.

Lo único que hacía falta para escarmentar a los piratas que no querían pagar 20 dolares por un CD era castigando la difusión de contenido protegido por las leyes de derechos de autor, como sucedió con todo el revuelo del proyecto de ley SOPA (Stop Online Piracy Act) que le daba potestad a la justicia de EEUU de intervenir en casos cuya jurisdicción no le pertenecía pero que sin embargo infringían leyes de copyright estadounidenses.

Que hicieron para sentar precedente? Detuvieron a Kim “Dotcom” Schmitz:

La caída de Megaupload:

Foto del arresto de Kim "Dotcom"

Arresto de Kim Dotcom y la caída de Megaupload.
Fuente: http://pantograph-punch.com/wp-content/uploads/2012/06/kim-dotcom-arrest.jpg

Megaupload fue usado para sentar un precedente y como escarmiento para los dueños de servicios similares de alojamiento de archivos (Rapidshare, Mediafire etc.) Dotcom fue detenido y sus activos fueron congelados dejandolo en una situación bastante complicada, a partir de su detención la mayoría de los servicios de alojamiento fueron retirando los archivos que infringian los derechos de autor.
Portales como Taringa que eran famosos por la cantidad de contenido pirata al que facilitaban el acceso, borraron todos los post donde se proporcionaban enlaces para descargar discos o películas.

La lectura real:

Detrás de la caída de Megaupload existe sin embargo otra lectura. Antes de la debacle de la piratería uno de los argumentos más repetidos por la gente que compartía y descargaba discos era:

No es que la gente no quiera pagar por la música. Si la industria discográfica facilitara el acceso a la música con seguridad sería un negocio muy exitoso. Quizás no tan exitoso como en los años ’70 pero sin duda alguna generaría mucho dinero.

Y esto es justamente lo que pasó, los servicios de streaming desplazaron a la piratería puesto que son más legales,  cómodos y menos riesgosos.

En este momento nadie tiene la necesidad de navegar por oscuros blogs o páginas que tienen alojados los discos que queremos escuchar (a riesgo de bajar algún que otro virus).
En este momento esa música esta en los servicios como Spotify, Grooveshark etc. y no hay ningún indicio de que eso vaya a cambiar por lo menos en el futuro inmediato.

Esto demuestra que  para bien o para mal las reglas cambiaron y la gente ya no quiere CD’s (¿se acuerdan del cd?) ahora la música es un servicio y el bien físico se descarto de la ecuación.

 

Las desventajas:

Tapa del disco de Cream: Disraeli Gears

Tapa del LP de Cream Disraeli Gears.
Fuente: http://eil.com/images/main/Cream+-+Disraeli+Gears+-+LP+RECORD-418097.jpg

Quizás esto que estoy a punto de mencionar me transforme en un dinosaurio para muchos adolescentes que nunca vieron un CD y mucho menos manipularon un Cassette o saben lo que es un vinilo pero Spotify, Grooveshark, etc. tienen desventajas.

  • Regalías: Es sabido que las regalías que paga Spotify son muy pequeñas por cantidad de reproducciones. En especial si las comparamos con las regalías que se pueden percibir por la difusión en otros medios.
    Spotify no es un oasis de regalías pero puede ser visto como una ventana importante de difusión.
  • Perdemos la experiencia de interactuar con el arte: Aunque ud. no lo crea la música  solía venir con arte de tapa físico y eso era un motivo de exploración para el que lo descubría. Eso con los servicios actuales de streaming se pierde por completo. Cambio 600 .jpeg por 1 tapa de vinilo sin pestañear dos veces.
  • La calidad de la música esta limitada: Es obvio que en Spotify no escuchamos la música en formato WAV o Lossless sino sería imposible transmitirla en tiempo real. Esto para mí es una desventaja pero para el uso que le da una gran mayoría de las personas supongo que no representa demasiado problema.

 

Conclusiones:

Sin hacer un juicio de valor respecto a los servicios de streaming creo que no quedan demasiadas dudas de que son el presente y el futuro de la difusión musical y que hay que tenerlas en cuenta a la hora de pensar la difusión musical.

Considero también que en un futuro emulando un poco la filosofía invasiva de Google, los servicios de streaming podrán “predecir” tus gustos usando la información de tus hábitos de navegación para ofrecerte música que podría gustarte, como sucede ahora con las publicidades de Adsense.

¿ Vos que opinás de Spotify y los servicios de streaming?

Si estás buscando un  servicio de edición, mezcla o mastering, podés consultar en nuestro sitio web:  Mezcla y Mastering Online | 7 Notas Estudio o en la sección Servicios del Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados

Buscar

Nos gusta que te guste

Tweets Recientes