Mezcla posteado por

Monitores de estudio: una guía completa

Monitores de estudio: una guía completa

Dentro del homestudio moderno, los monitores de estudio constituyen una de las tres piezas del tridente indispensable, junto a la interfaz de audio y la computadora.

La etapa de elección de un sistema de monitoreo de estudio no debe ser tomada a la ligera. Ahora, la inmensa cantidad de variables o pequeños cambios entre distintos monitores hace que, como mínimo, terminemos mareados: que si de dos vías o tres vías, que si autoamplificados o pasivos, que si verticales u horizontales, etc

Porque se lo que se siente y lo difícil que puede ser tomar una decisión escribí esta guía en la que te voy a enseñar qué son, cómo están constituidos y qué significa cada una de las variables arriba mencionadas.

Después de leer esta guía, elegir monitores de estudio no debería ser una pesadilla.

Sistema de monitoreo: por qué es tan importante

A la hora de grabar o mezclar siempre se habla de la importancia de los micrófonos, preamplificadores, conversores, etc., sin embargo pocas veces nos detenemos a reparar el rol del dispositivo a través del cual vamos a escuchar y tomar decisiones.

Piensa que si tienes algún inconveniente para ver bien, es más prudente conseguir un par de anteojos con receta antes que un atuendo nuevo.

El sistema de monitoreo puede hacer y deshacer producciones enteras.

Lo que si, cuando hablamos de sistema de monitoreo, no nos referimos a los monitores/parlantes.

En realidad, el sistema de monitoreo es justamente un “sistema” complejo compuesto por varias partes, cuya interacción es crucial en el resultado final.

Desglosemos en que consta un sistema de monitoreo y qué hace cada parte:

  • Monitores: reproducen el material grabado y nos sirven para evaluar objetivamente las pistas para tomar decisiones acertadas en las distintas etapas de producción musical. Si bien casi cualquier parlante puede servir como monitor, los monitores de estudio deben de ser capaces de soportar el uso intensivo que se les da en un estudio.
  • Sala de escucha: es el lugar donde están dispuestos los monitores, el mismo puede alterar en gran medida la percepción del sonido que emiten los mismos. Por este motivo es muy importante que la sala tenga un tratamiento acústico adecuado para minimizar los efectos que las reflexiones del sonido van a generar sobre el sonido percibido de los monitores.
  • Posición de los monitores en la sala: la posición que escogemos para los monitores dentro de la sala puede afectar en gran medida la respuesta de los mismos, en especial en las bajas frecuencias. Es recomendable probar varias posiciones de escucha para llegar a la que tenga la respuesta más plana.
  • Posición del oyente: el lugar exacto en el que escuchamos modifica considerablemente lo que percibimos.

Como verás, el del sistema de monitoreo es un problema de múltiples variables, en el que todas influyen en cómo se va a escuchar lo que reproduzcamos. Todas estas variables se deben cuidar a la hora de armar el sistema de monitoreo.

De nada sirve tener un juego de monitores de miles de dólares si los ubicamos arbitrariamente en una sala sin tratamiento acústico.

Por otro lado, si tenemos un sistema de monitoreo modesto pero cuidamos el resto de las variables, los resultados van a ser buenos y nos van a permitir trabajar de manera profesional sin ningún tipo de problemas.

Sistema de monitoreo de estudio de grabacion

Vista de la sala de control de un estudio de grabación profesional. Se observan dos tipos de monitores unos montados sobre la pared y un segundo par de campo cercano sobre la consola.

¿Por que es importante el sistema de monitoreo?

Porque la toma de decisiones depende estrechamente de lo que nos muestra el sistema de monitoreo. Lo que escuchemos puede ser algo totalmente distinto a lo que está grabado, llevándonos a operar mal.

¿Alguna vez te pasó de estar conforme con tu mezcla dentro del estudio pero sentir desprecio por la misma cuando la escuchas en otros sistemas?

Si la respuesta es sí, es probable que tu sistema de monitoreo no es óptimo y que deberías prestarle atención al mismo antes de pensar en corregir otros factores de la mezcla.

Pero las mezclas que no se trasladan bien no son el único problema de un sistema de monitoreo defectuoso: vamos a dejar pasar distorsiones, vamos a hacer mal uso de los filtros, vamos a compensar por los defectos de nuestra sala y, a grandes rasgos, vamos a estar haciendo muchas cosas mal.

A pesar de que es posible hacer uso de algunos “hacks” para lograr que las mezclas se trasladen mejor, la realidad es que contar con un buen sistema de monitoreo no tiene precio.

Ahora, a pesar de que, como ya observamos, el sistema de monitoreo consiste no sólo en los parlantes o monitores en sí, en este artículo nos centraremos exclusivamente en los monitores de estudio propiamente dichos.

Veamos:

Los monitores de estudio

Como mencionamos antes los monitores de estudio no son simples parlantes que cumplen ciertos requerimientos básicos y están pensados para ser usados en el entorno del estudio de grabación, mezcla o masterización. Existen algunos requisitos que se deben cumplir para que un par de parlantes sean considerados monitores:

  • Capacidad de potencia: los monitores de estudio son capaces de disipar una buena cantidad de potencia por largos periodos de tiempo. La potencia se especifica en valores eficaces, o RMS, que tienen mayor relación con la forma continua en la que son usados. No es necesario que tengan demasiada potencia aunque valores de alrededor de 50-75W son suficientes en la mayoría de los casos.
  • Nivel de presión sonora (NPS): son capaces de entregar un nivel de presión sonora, que en muchos casos supera los 100 dB y que nos permite escuchar correctamente las variaciones en la dinámica de las fuentes, trabajar encima del ruido de fondo y usarlos en la zona más lineal del oído, entre otras cosas. El nivel máximo que pueden entregar no es tan importante por si solo y se tiene que considerar junto al resto de los factores.
  • Respuesta en frecuencia plana: los monitores de estudio deben tener una respuesta en frecuencia pareja a lo largo de su ancho de banda especificado, con desviaciones de unos pocos decibeles del valor nominal. Esto es esencial para que podamos detectar si nuestra mezcla está balanceada. La respuesta en frecuencia de los monitores suele estar especificada en los “data sheets” o documentos de especificaciones, mediante un gráfico o mediante la especificación del rango de frecuencias del monitor y una desviación o tolerancia (+/-2dB por ejemplo).
  • Respuesta al impulso: se busca que los monitores de estudio tengan una buena respuesta al impulso, que implica que los parlantes tengan la capacidad de reproducir sonidos impulsivos; es decir, que los sonidos sean reproducidos solo por el tiempo que duren, si el sonido cesa que el parlante deje de moverse. Esto es importante para poder escuchar los sonidos percusivos (que son justamente sonidos impulsivos) correctamente.
  • Buena respuesta fuera de eje: se busca que el monitor emita un rango frecuencial similar en el punto de escucha central como en puntos de escucha que se alejen de dicho eje.
  • Buena imagen estéreo: para obtener una buena imagen estéreo, es necesario que los parlantes reproduzcan las sutilezas del mismo. Para esto, se usan cajas acústicas que disminuyen la difracción del sonido por parte del gabinete.
  • Baja distorsión: el monitor no debe colorear la señal excesivamente sino que debe reproducir la señal limpiamente. Esto porque, de otra manera, no tendremos la habilidad de distinguir fácilmente la distorsión de nuestras grabaciones o mezclas.
  • Bajo nivel de ruido:  los amplificadores de potencia que alimentan los monitores deben tener un bajo nivel de ruido de fondo para evitar enmascarar el ruido de las grabaciones. Es difícil medir el ruido que viene de los monitores y separarlo de un potencial ruido de la interfaz, aunque si tenemos acceso a más de un par de monitores podemos hacernos una buena idea.
Vista de unos parlantes Hi Fi hogareños típicos, cuyo diseño está pensado para escuchar música.

Vista de unos parlantes Hi Fi hogareños típicos, cuyo diseño está pensado para escuchar música ya que tienen un sonido agradable, no necesariamente plano.

Monitores de campo cercano destinados para su uso en estudio.

Monitores Genelec de campo cercano destinados para su uso en estudio.

Partes de los monitores de estudio

La razón por la que nos referimos a los monitores como monitores y no como “parlantes”, como coloquialmente se los conoce, es que los parlantes constituyen sólo una de las partes de los monitores de estudio y, a pesar de su importancia, no son la única parte que puede hacer una diferencia.

Veamos cuáles son las partes y conceptos de los monitores de estudio que tenemos que entender:

Número de vías

Considerando que el rango frecuencial audible para los seres humano está entre los 20 Hz y los 20 kHz y que las longitudes de onda para dichas frecuencias van desde los 0.017m a los 17m, podemos entender que para generar estas frecuencias, el parlante debe hacer un arduo trabajo.

Un solo parlante no puede reproducir todas frecuencias. Por esta razón, la mayoría de los diseños usa dos o tres parlantes para  lograr el objetivo de reproducir todo el rango frecuencial audible.

Para reproducir las frecuencias graves, se necesita que el driver sea grande y rígido, de manera de poder mover las grandes masas de aire requeridas. En cambio, para las frecuencias agudas,  se necesita de un parlante con un diafragma pequeño y liviano, que pueda moverse rápidamente.

Monitores de estudio de campo cercano de una sola via, destinados para escuchar el sonido de la mezcla en sistemas pequeños de reproducción.

Monitores de estudio de campo cercano de una sola via, destinados para escuchar el sonido de la mezcla en sistemas de reproducción pequeños.

El número de parlantes es entonces el número de vías.

Un sistema de dos vías consiste en un parlante de bajas frecuencias, también llamado LF driver o woofer y uno de frecuencias agudas, también llamado HF driver o tweeter.

 

Monitores de campo cercano de dos vías típico. El parlante de abajo es el woofer y el de arriba el tweeter.

Monitores de campo cercano de dos vías. El parlante de abajo es el woofer y el de arriba el tweeter. Es el monitor de uso más extendido.

En el caso de un monitor de tres vías, se agregaría un driver destinado a reproducir las frecuencias medias. A pesar de que podemos imaginarnos que los monitores de tres vías son automáticamente mejores que los de dos vías, la realidad es que estos sistemas no son tan sencillos de fabricar, son más caros y no representan necesariamente una ventaja contra los de dos vías, en especial considerando el problema que añadir un crossover representa para la fidelidad.

Monitor de estudio de tres vías, abajo el woofer al medio el midrange y arriba el tweeter.

Monitor de estudio de la marca Genelec modelo 1037C de tres vías. Abajo el woofer al medio el midrange y arriba el tweeter.

Crossover

El crossover es un circuito electrónico que se encarga de dividir el contenido frecuencial de la señal usando filtros, de tal manera de que cada uno de los parlantes/drivers reciba el contenido frecuencial que es capaz de reproducir sin problemas.

Los crossovers dividen la señal entonces de acuerdo al número de vías requeridas por el sistema de monitoreo. Hay que considerar que los crossovers modifican la fase de la señal y son uno de los aspectos más delicados del diseño de parlantes.

Por esta razón decíamos que los monitores de tres vías no son tan sencillos de fabricar. En uno de estos sistemas, se necesitan emplear hasta cuatro filtros de audio con sus respectivas distorsiones de fase y problemas asociados.

Sistema de amplificación de los monitores de estudio

Para reproducir sonido, es necesario llevar la señal de audio desde un nivel nominal hasta un nivel en el que pueda ser capaz de mover uno o más parlantes.

Para esta función se usa un amplificador de audio que puede encontrarse dentro del monitor o afuera del mismo. De acuerdo a este detalle, los monitores se clasifican en dos grandes familias:

Monitores pasivos vs monitores activos

El primer gran factor  a considerar es si vamos, o no, a necesitar de un amplificador de potencia externo para que el sistema de monitoreo funcione.

Monitores pasivos

El monitor pasivo es aquel que carece de un sistema de amplificación propio. Para hacerlos funcionar, tenemos que usar uno o más amplificadores de potencia externos. Estos amplificadores deben cubrir los requisitos del parlante y poder soportar el uso intensivo del estudio.

Cuando usamos un sistema pasivo de monitoreo, es necesario usar cables de audio con longitudes cortas y diámetros adecuados ya que los cables disipan potencia útil del amplificador, queremos que el cable sea capaz de soportar este calor sin sobrecalentarse o deformarse.

La principal ventaja de usar un sistema pasivo de monitores de estudio, pasa por el hecho de tener una mayor libertad a la hora de elegir el amplificador de potencia. Esto implica que tendremos un rango mayor de opciones y que no nos tendremos que limitar por los factores que se limitan los fabricantes de los monitores activos de estudio (costo y peso principalmente).

Como desventaja de un sistema pasivo, podemos notar que dicho amplificador de potencia tiene un costo asociado e introduce una variable extra a la ecucación de elegir monitores de estudio: si no sabemos en qué fijarnos, puede que no elijamos la mejor alternativa para nuestro caso de uso.

Monitores activos o autoamplificados

En los monitores activos, el amplificador de potencia se encuentra dentro de la propia unidad. El mismo está, o debería estar, optimizado para los requisitos del parlante.

Al estar adentro de la caja acústica, se usa la menor cantidad de cable posible por lo que se producen pocas pérdidas por disipación y la potencia entregada es un porcentaje mayor de la potencia útil del amplificador, esto quiere decir que el sistema estará, dentro de lo esperable, optimizado, lo que resulta en que el mismo es más liviano y transportable.

La desvantaja principal de este tipo de monitor pasa por el hecho de que, al “confiar” en la decisión del fabricante, esta variable queda atada a los intereses del fabricante. Puede que, por diversos motivos, el fabricante no elija el modelo con las especificaciones correctas sino que se conforme con especificaciones mediocres. En modelos de alta gama esto no debería suponer un problema pero es algo a considerar en monitores de gama baja y media baja.

Sistemas mono amplificados

Son los sistemas que usan un amplificador de potencia para alimentar todo el parlante, que normalmente es de dos vías. La señal amplificada va hacia el crossover, que a su vez envía el contenido frecuencial adecuado a cada uno de los drivers.

En este tipo de sistemas, si las bajas frecuencias distorsionan, los armónicos de orden superior de dicha distorsión (recordemos que la distorsión es una generación de armónicos) van a ser reproducidos por el tweeter, haciendo que los mismos sean notorios e incluso puedan llegar a quemar el tweeter.

Sistemas multi-amplificados

Son los sistemas que usan un amplificador de potencia para alimentar cada una de las vías. La señal se divide frecuencialmente con un crossover y desde allí cada rango se envía a un amplificador independiente.

La ventaja de este tipo sistema es que se reduce considerablemente la distorsión total y se tiene la posibilidad de optimizar los amplificadores y su capacidad de potencia para cada uno de los parlantes que se van a usar. Como desventaja se puede notar la suba en el costo que el uso de múltiples parlantes representa.

Drivers

Son los generadores del sonido y los vamos a encontrar en dos tipos según el rango de frecuencias que reproduzcan. El driver de baja frecuencia se llama woofer y el de alta frecuencia tweeter.

Woofer

Es el de mayor tamaño y es el encargado de reproducir las bajas frecuencias ya que para emitir dichas frecuencias es necesario desplazar grandes cantidades de aire.

Los woofers tienen que ser livianos pero rígidos para poder mover la mayor cantidad de aire sin deformarse. Por ese motivo, vamos a encontrar que están hechos de materiales como papel, papel recubierto con otros materiales protectores, kevlar, polyglass, entre otros.

El tamaño del woofer determina el límite inferior de respuesta en frecuencia del monitor. En la práctica, y en el contexto del homestudio, vamos a encontrar modelos con woofers que van desde las 4 a las 8 pulgadas de diametro.

Vista de un woofer típico, que es usado como elemento de bajas frecuencias en un monitor de estudio.

Vista de un woofer típico, que es usado como elemento de bajas frecuencias en un monitor de estudio.

Tweeter

Es el parlante que emite las altas frecuencias. Suele ser de dimensiones pequeñas comparado con el woofer, ya que tiene que moverse rápidamente para generar dichas frecuencias.

Debe ser liviano y poder moverse con rapidez. Para lograr estos objetivos se usan materiales duros como aluminio, titanio, berilio o materiales suaves como seda u otras telas.

Ambos materiales y tipos de tweeter tienen sus defensores y detractores, sin embargo una gran parte de su buen funcionamiento depende del diseño e implementación del driver, ya que existen ejemplos de buena calidad en ambas alternativas.

Vista de un tweeter tipo, usado como elemento de altas frecuencias en un monitor de estudio.

Vista de un tweeter promedio, usado como elemento de altas frecuencias en un monitor de estudio.

Diseño coaxial

En los monitores convencionales el woofer y el tweeter están separados por una distancia, emitiendo sonido por separado. Ahora, para distinguirlo como proviniente de un solo lugar, ambos sonidos se tienen que sumar.

Los monitores coaxiales tienen el tweeter incrustado en el mismo eje que el woofer y fueron desarrollados por Tannoy hacia 1947. La ventaja del diseño es que el sonido proviene siempre desde un mismo lugar, lo que incrementa la sensación de realismo.

Monitor de diseño coaxial de Tannoy, modelo System 1000. Hacia la derecha se observa el woofer y en el centro del mismo el tweeter en dorado.

Monitor de diseño coaxial de Tannoy, modelo System 1000. Hacia la derecha se observa el woofer y en el centro del mismo el tweeter en dorado.

Hoy en día solo algunos fabricantes usan este tipo de diseño, por ejemplo: Tannoy, Presonus, Equator.

Monitor de estudio de diseño coaxial moderno, de la marca Presonus modelo Sceptre s6. Se puede observar que del woofer sale una bocina que actúa como componente de las altas frecuencias.

Monitor de estudio de diseño coaxial moderno, de la marca Presonus modelo Sceptre s6. Se puede observar que del woofer sale una bocina que actúa como componente de las altas frecuencias.

La caja acústica de los monitores de estudio

La forma en la que está diseñada y construida la caja acústica influye en la respuesta frecuencial y temporal del monitor. Entre las dos opciones más comunes tenemos la caja cerrada o “sealed box” y la caja ventilada o “bass reflex”.

Caja cerrada o “sealed box”

En este diseño la caja acústica está completamente sellada. Por este motivo, las bajas frecuencias que se van a reproducir dependen del tamaño del woofer. Este tipo de diseño produce la mejor respuesta temporal y a transientes, ya que el sonido solo proviene del altavoz y no se sostiene en el tiempo, como en los diseños con puerto.

Con este tipo de caja vamos a, por ejemplo,  poder escuchar el sonido de un bombo: donde comienza, donde termina y vamos a escuchar las transientes de una manera precisa.

Monitor de estudio de diseño cerrado, de la firma Mackie.

Monitor de estudio de diseño caja cerrada, de la firma Mackie, modelo HRmk2.

Caja ventilada o “bass reflex”

En este diseño la caja acústica tiene un ducto o apertura en algún lugar de la caja. Este ducto forma un sistema resonante que extiende la respuesta en bajas frecuencias del parlante. Se escuchan más bajos en un sistema del mismo tamaño de diseño cerrado.

Esto viene con un precio ya que la resonancia genera que el sonido tenga una duración mayor de la que el parlante produjo. Por lo tanto, la respuesta a transiente se ve afectada y no es tan precisa.

La mayoría de los diseños modernos de parlantes de campo cercano usan este tipo de diseño para poder brindar una respuesta extendida en bajos, maximizando el tamaño del woofer y así logrando hacer parlantes accesibles para poder ser usados en el homestudio o en ámbitos profesionales.

Monitor de campo cercano con diseño de puerto o bass reflex tipo. En este modelo el orificio está en la parte frontal del monitor, pero hay otros que lo tienen en la parte trasera.

Monitor de campo cercano de la firma KRK modelo VXT 6, con diseño de puerto o bass reflex. En este modelo el orificio está en la parte frontal del monitor, pero hay otros que lo tienen en la parte trasera.

Material de la caja

El material de la caja no es tan importante siempre que sea rígido y mantenga una estabilidad cuando el sonido se está generando. La idea es que solamente el parlante, que está en la cara frontal, genere el sonido y que el resto de las caras vibren lo menos posible para no alterar el timbre del parlante.

Otra práctica de los fabricantes de monitores es colocar material absorbente dentro de la caja para minimizar las resonancias que se producen hacia el interior y de esta forma disminuir cualquier coloración agregada.

Entre los materiales más comunes vamos a encontrar el MDF o fibra de mediana densidad, que es un material bastante denso y cuyo uso resulta en cajas bastante macizas. Otras alternativas son maderas pesadas y el aluminio, que es usado en algunos diseños de alta gama.

Geometría de la caja

La forma de la caja afecta la forma en la que el sonido se genera y las interferencias que se pueden generar desde las distintas caras de la caja.

Lo ideal es que el sonido provenga exclusivamente de la cara que aloja al parlante. Sin embargo, esto no siempre es así. Típicamente vamos a encontrar cajas de forma rectangular con los bordes redondeados para evitar la difracción del sonido en los bordes ya que si los bordes de las caras de la caja son rectos, las vibraciones del material de dichas caras tienden a generar nuevos frentes de onda que se combinan con el del parlante, ocasionando alteraciones indeseables al timbre.

Algunos fabricantes van más allá y fabrican cajas que tienen los bordes y las caras bastante redondeados, ayudándose con el uso de materiales como el aluminio que pueden ser moldeados con mayor facilidad que la madera.

Circuitos de compensación

Hoy en día, la mayoría de los monitores de campo cercano tienen circuitos para compensar la posición de los monitores dentro de la sala y algunos problemas acústicos.

El acceso a estos circuitos suele estar en la parte trasera y pueden ser activados o desactivados de acuerdo a las necesidades del usuario. Veamos algunas de las alternativas más comunes:

  • LF Control: atenúa o realza las bajas frecuencias con una curva shelving para compensar la proximidad del monitor a una pared cercana.
  • HF Control: atenúa o realza las altas frecuencias con una curva shelving para compensar por exceso de bajas frecuencias o salas muy absorbentes.
  • Desktop notch: permite compensar por la reflexión del escritorio o mesa en la que se sitúan los monitores.
Vista de la parte trasera de un monitor de la marca Genelec, modelo 8020. En la parte inferior se observan algunos interruptores de los circuitos de compensación incluídos.

Vista de la parte trasera de un monitor de la marca Genelec, modelo 8020A. En la parte inferior se observan algunos interruptores de los circuitos de compensación incluídos.

Conclusiones

Si pretendemos escuchar lo que está grabado con precisión, es necesario cuidar todas las partes que conforman al sistema de monitoreo: monitores, posición dentro de la sala, tratamiento acústico de la sala.

Al momento de elegir un monitor de estudio se abren una gran cantidad de interrogantes que dificultan la decisión: si elegiros activos o pasivos, de dos o tres vías, que si caja cerrada o con puerto, etc.

Dentro del contexto del home studio se sugiere buscar monitores de dos vias, activos, con un woofer de al menos 6 pulgadas. Hay que tener en cuenta que es muy importante probarlos antes de decidirnos y aún así es muy difícil preveer como van a sonar en nuestras condiciones de escucha.

Lamentablemente, no hay un solo monitor “absoluto” o que cumpla con todos los requisitos posibles y vamos a tener que, en la medida de lo posible, invertir en nuestros monitores de estudio para obtener los mejores resultados. Si buscamos trabajar seriamente necesitamos hacernos con un buen par de monitores; de hecho, se podría decir que es una de las inversiones más importantes en un estudio de mezcla: más que los equipos externos o cualquier otra cosa.

Espero que esta guía te haya servido para entender mejor en que consiste un sistema de monitoreo profesional para el estudio de grabación moderno y que te pueda ayudar a elegir tu próximo par de monitores. Eso si, no olvides acompañarlos de un buen tratamiento acústico y de dedicar un tiempo considerable a buscar la mejor ubicación posible para los mismos en tu sala.

13 Comentarios

  • Estimados colaboradores. Muchas gracias por este buen artículo. Tengo una pequeña duda. En los monitores de campo cercando, en la corrección de graves y agudos que tienen en la parte trasera, Si la sala es muy absorbente, que habría que hacer, subir los agudos? Muchas gracias

    • Hola Rober y gracias por tu comentario, en realidad no hay una respuesta absoluta a priori para la corrección de agudos ya que es algo que habría que medir y evaluar con detenimiento para el caso particular de sala y monitores. A veces en una sala absorbente hay que incrementar los agudos pero no siempre es el caso.

      Por otro lado cuando los monitores están cerca de las paredes/superficies se produce un realce artificial de los bajos, por lo que suele ser necesario atenuar las frecuencias graves del monitor para compensar.

      Espero te sirva y un saludo.

    • Muchas gracias Jorge, como siempre un placer.
      En mi caso, tengo paneles detrás de las columnas separadas por un metro de distancia, según pone en las propias indicaciones de dichas columnas, y sin embargo, no sé si porque al ser el sonido tan plano, los graves muchas veces son muy, no sé como explicarlos, con poco cuerpo quizás. Me pasa incluso escuchando los temas comerciales. Sin embargo una vez terminados mis proyectos y escuchados en cualquier otro medio, tengo un exceso de graves, sin embargo en mi estudio, en mi opinión, suena bastante bien. Lo que he hecho es detrás de la misma columna, en unos pequeños filtros paso alto y paso bajo, he aumentado un paso los graves a ver si así compenso esas frecuencias y saco un mejor sonido.

    • Hola Rober y gracias por comentar, el tema del posicionamiento y escucha con monitores es algo complejo ya que en general las salas refuerzan las bajas frecuencias si los parlantes están cerca de las paredes, pero también pueden existir cancelaciones fuertes de ciertas frecuencias; esto puede producir que sientas que los bajos son pobres al escucharlos en tu sala y luego excedidos en el exterior.

      Lo que puedes hacer, siempre que la sala lo permita, es buscar la mejor posición para los monitores; es decir aquella en la que los bajos se escuchen parejos y no existan grandes sobresaltos en el nivel. Si eso es muy complicado la segunda mejor alternativa es cerciorarse del contenido de graves de la mezcla con audífonos/cascos neutrales para mezcla.

      De todas formas para tener una referencia los sistemas de monitoreo neutrales o planos tienden a no ser tan “agradables” a la escucha, pero una vez tomamos la costumbre del sonido permiten hacer mezclas que suenen en el punto justo en el exterior o al menos la mayoría de las veces.

      Espero haberte orientado y un saludo grande.

  • Cual recomiendas, a mí me están vendiendo unos vxt8. Qué tal son esos¿? Me lo recomiendas

    • Hola Angel y gracias por tu comentario, en realidad es muy difícil recomendar un monitor ya que al final lo más importante es que el usuario esté cómodo con el funcionamiento y sonido del mismo, así que mi mejor sugerencia sería que los pruebes antes de inclinarte por comprar cualquier monitor.

      Espero te sirva y un saludo.

  • Excelente Articulo.
    Disfruto cada día aprendiendo mas
    Muchas gracias.

    • Hola Steven y gracias por comentar, me alegra mucho que te guste el material y que pueda servir para tu aprendizaje.

      Un saludo grande y éxitos.

  • Hola jorge mi pregunta no va muy al caso con los monitores pero es que quiero saber cuales serian buenos audifonos neutrales para mezcla.. es que no tengo un buen espacio para colocar monitores de estudio. Y trabajo solo con audifonos pero no consigo mucha informacion sobre ello. De antemano gracias

    • Hola Elber y gracias por tu comentario, entiendo tu consulta y es una buena alternativa fiarse de unos buenos audífonos para hacer el trabajo de mezcla, si bien no me gusta sugerir marcas/modelos de herramientas te puedo decir que le des una mirada a los audífonos de Senheiser como los HD 25, HD600, los Focal spirit o los AKG K701. De todas maneras te sugiero que busques de escuchar tu mezcla en algún otro sistema siempre, para asegurarte que lo que hiciste se traslada al exterior.

      Espero te pueda servir y un saludo grande.

    • Gracias por la respuesta Jorge, me ayuda mucho ya que recien comienzo en esto y de verdad no tenia ni idea de unos buenos cascos para mezcla. Tampoco soy de muchos recursos y ya habia invertido en unos que no me resultaron muy buenos.. Muchas bendiciones y sigue con los post aqui en la pagina que ayudas a mucha gente.

      Nuevamente gracias.

    • Un gusto poder colaborarte Elber, en realidad el no tener esos cascos tampoco debe ser un factor limitante para hacer cosas, ya que de todas formas puedes buscarle una vuelta al monitoreo. En ese sentido te sugiero que siempre trabajes con mezclas de referencia para tener una vara a la que apuntar tanto en la calidad, como en la distribcución frecuencial, paneo, planos y cualquier otro parámetro necesario del trabajo, dejo abajo un artículo al respecto.

      http://blog.7notasestudio.com/mezclas-de-referencia-trasladables/

      Espero te sirva y éxitos!

  • Hola, estoy viendo monitores, y tengo algunas marcas y modelos en mente (Adam A5X/A7X., Adam F7, Focal Alpha 65, Yamaha HS7/HS8). Mi duda principal es sobre qué tamaño de woofer me conviene mas en mi caso (es decir, qué factores hay que tener en cuenta para elegir el tamaño del woofer?). Tengo una habitacion de 9m² aproximadamente y el estilo que hago es rock. Probablemente la mejor decisión serian los Adam A7X, pero a menos que haya una diferencia importante, preferiría ir por los A5X o cualquiera de los otro (evidentemente por un tema de presupuesto)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados

Buscar

Nos gusta que te guste

Tweets Recientes