Mezcla posteado por

La importancia de la ecualización en la mezcla

La importancia de la ecualización en la mezcla

Lo he dicho muchas veces y de muchas maneras: el trabajo de ecualización no empieza ni termina donde la mayoría cree que lo hace.

La ecualización en la mezcla de audio, y el trabajo frecuencial en general, tiene efectos muy importantes sobre el resultado de una producción musical.

¿A qué se debe esto?

Por su complejidad, la mezcla no es una serie de legos que se pueden concatenar en un orden determinado y formar así la pieza que queremos formar.

Por el contrario, la mezcla se parece más a la cocina o al dibujo.

Cada una de las etapas de la misma está influenciada por las etapas anteriores y, de cierta manera, por las etapas que le siguen.

Pero ¿en qué piensa la mayoría de los productores que recién empieza al hablar de ecualización?

Por lo general, en la dimensión más básica de la misma: realce o atenuación de frecuencias y rangos frecuenciales.

Esto no está mal; después de todo, la ecualización es eso.

El problema es que la ecualización afecta: la claridad, la separación, la profundidad, la amplitud estéreo, el headroom, la percepción de sonoridad (o loudness), la percepción de los efectos, entre otras cosas.

En este articulo sobre ecualización en la mezcla vamos a repasar todos los efectos que la ecualización tiene sobre la mezcla y por qué es demasiado importante como para ignorarla o tratarla como un paso más en la mezcla.

La frecuencia: la piedra angular de la mezcla de audio

No hay muchas formas de ponerlo: todas las decisiones de la mezcla están afectadas por el trabajo frecuencial y de ecualización.

Como siempre digo, el desafío primordial al mezclar es lograr que todos los elementos “entren” en un espacio frecuencial acotado.

Ese espacio consiste en el espectro frecuencial que pueden reproducir los parlantes, que es único y limitado. Esto nos obliga a administrarlo bien para que los elementos estén bien representados.

Podemos hacer una analogía con el espacio físico de una habitación vacía, vamos a poder poner una cantidad determinada de objetos de acuerdo al volumen de la habitación. Si los objetos son grandes, la habitación se llenará rápido y con pocos elementos.

En la mezcla, la habitación vacía es el espectro frecuencial y los elementos son las fuentes sonoras que sumamos. A mayor contenido frecuencial más rápido se va a llenar la mezcla.

El problema es que, en la mezcla de audio, el concepto de “lleno” equivale a distorsión, solapamiento de elementos, falta de claridad y definición, entre otros aspectos poco deseables.

Los problemas asociados con la frecuencia

Como te dije, la ecualización tiene una influencia notoria en todos los aspectos de la mezcla.

Repasemos la importancia de la ecualización en la mezcla viendo los problemas que puede resolver:

  • Exceso de graves: a todos nos gusta escuchar bajos grandes y poderosos, pero como la mayoría de los elementos tiene exceso de bajas frecuencias, sumarlos sin más resulta casi indefectiblemente en una bola de graves.
  • Distorsión: creo que la distorsión es la característica más común en las mezclas amateur. Esta, coomo no podría ser de otra manera
    este es un caso extremo de exceso de graves y de contenido frecuencial repetido en muchas fuentes de la mezcla, típicamente la mezcla se escucha sucia, cortante o rota en ciertos momentos.
  • Enmascaramiento frecuencial: este es un fenómeno en el que ante la presencia de dos sonidos parecidos nuestro sistema auditivo no es capaz de distinguir a ambos con claridad. En esos casos el sonido de mas baja frecuencia tapa o enmascara al de una frecuencia superior; por eso muchas veces nos encontramos con elementos de la mezcla que estan enterrados y no se entienden para nada.
  • Falta de separación entre elementos: si tenemos varios elementos que tienen un gran contenido frecuencial, en particular de bajas frecuencias, la mezcla va a empezar a sonar como que todo es parte de un gran elemento único. Esto sucede incluso si hemos paneado los elementos a la izquierda y derecha, ya que la frecuencia involucra tanto ancho como alto.
  • Falta de definición: cuando existen varios elementos que comparten espacio frecuencial y hay enmascaramiento entre ellos vamos a percibir que en general habrá dificultad para identificar a cada instrumento o las notas que esta haciendo en un momento determinado.
  • Dificultad al trasladar una mezcla: una mezcla puede sonar muy bien en nuestro estudio pero caerse a pedazos cuando la escuchamos en distintos medios externos; esto es muy negativo ya que la mezcla debe sonar bien en la mayor cantidad de medios posibles. En gran medida esto se debe a un trabajo pobre sobre la frecuencia. ya sea por exceso en bajos, agudos o en las frecuencias medias.
  • Poca percepción de sonoridad o loudness: si nuestra mezcla no tiene una muy buena distribución frecuencial va a ser muy difícil hacer que suene “fuerte o competitiva” por mas que le apliquemos correctamente un limitador en la masterización. En particular influye mucho el trabajo de ecualización en las frecuencias medias, donde el oído humano es mas sensible.
  • Poca amplitud estéreo: cuando varios elementos tienen contenido frecuencial compartido y exceso de graves la mezcla empieza a sonar como si fuera monofónica, es decir suena como que todo viene de un mismo lugar, a pesar de tener paneados elementos a distintos lugares.
  • Dificultades al comprimir: a veces al comprimir una señal con exceso de frecuencias bajas, que en realidad no son necesarias, el compresor tiende a actuar en los momentos que dichas frecuencias aparecen, activando en falso la compresión ya que las frecuencias graves suelen tener mas energía que otras zonas que en realidad son las que queremos comprimir.

Por todos estos motivos es necesario trabajar el ámbito de la frecuencia con mucha atención, procurando que cada fuente este bien representada usando las herramientas adecuadas.

Las herramientas para el manejo de la frecuencia

Dentro de las herramientas que tenemos para el trabajo con la frecuencia en la mezcla destacan dos: los filtros y los ecualizadores.

Ambos tienen una importancia similar pero un rol diferente ya que los filtros se usan para acotar el espacio frecuencial y los ecualizadores para realzar o atenuar ciertos rangos frecuenciales. Veamos los usos para cada una de estas herramientas.

Filtros

Son herramientas que nos permiten atenuar la energía de audio desde una frecuencia hacia arriba en los filtros pasa bajos o hacia abajo en los filtros pasa altos.

Los filtros producen la atenuación de manera progresiva aumentando la misma a medida que se avanza desde la frecuencia elegida, ya que tienen una pendiente fija. Entre sus usos tenemos

  • Acotar el espacio frecuencial: al atenuar de manera progresiva desde una cierta frecuencia nos permiten acotar en bajos o agudos a una fuente, de esta forma nos podemos quedar con las frecuencias esenciales en cada caso o modificar el sonido a nuestro gusto.
  • Quitar el exceso de bajos: para poder tener una mezcla con bajos contundentes es necesario quitar el exceso de los mismos en todos los sonidos que no los necesitan realmente. Para ello se suelen usar filtros pasa altos configurados en una frecuencia donde quiten el exceso sin afectar demasiado el sonido del elemento. Se suelen emplear en gran parte de elementos de la mezcla salvo en aquellos que necesiten de las bajas frecuencias para su representación por ejemplo el bombo y bajo.
  • Quitar los ruidos de muy bajas frecuencias: ademas de quitar los bajos innecesarios los filtros nos ayudan a reducir los ruidos de muy baja frecuencia, que son inherentes a distintos fenómenos vibratorios y que se meten en los micrófonos junto con nuestra señal de audio.
  • Reducir las frecuencias agudas: a veces algunas fuentes suenan excesivamente duras o brillantes en las altas frecuencias y esto no aporta al sonido de la mezcla; en esos casos podemos usar un filtro pasa bajos para atenuar las frecuencias agudas innecesarias.

EJemplo de filtro pasa bajos típico dentro de un secuenciador, este tipo de filtros se usa para quitar contenido en altas frecuencias.

 

Ejemplo de filtro pasa altos dentro de un secuenciador; este tipo de filtros se usa para quitar el contenido excesivo de bajas frecuencias.

Al usar los filtros de las formas mencionadas logramos obtener headroom, definición, claridad y espacio para los distintos sonidos de la mezcla.

Ademas cuando filtramos las bajas frecuencias innecesarias de una fuente mejoramos considerablemente el trabajo con la compresión, ya que solo accionamos el compresor con la energía necesaria que deseamos comprimir y no con ruidos espurios.

Los ecualizadores

Son herramientas que nos permiten atenuar o realzar contenido frecuencial en una zona o región frecuencial, con alguna curva de ecualización específica.

Con los ecualizadores el usuario define la cantidad de ganancia que se aplica a la curva de ecualización, por lo que se puede tener un efecto mucho mas preciso. Veamos algunas de las funciones dentro de la mezcla

  • Moldear el sonido de una fuente: al trabajar sobre zonas frecuenciales nos permiten moldear el sonido de una fuente con mucha precisión y versatilidad. Podemos hacer que algo tenga mas o menos graves, agudos, medios, etc.
  • Obtener un mejor balance: muchas veces los sonidos grabados necesitan modificaciones para sonar bien balanceados en la mezcla, en esos casos el uso de ecualización nos permite obtener un mayor balance.
  • Mejorar la inteligibilidad: si nos cuesta entender que hace cada fuente de la mezcla es por que seguramente necesitamos trabajar mejor las frecuencias medias, donde radica la claridad e inteligibilidad de los sonidos. En esos casos la ecualización nos permite realzar en cada sonido para lograr que se distingan mejor.
  • Incrementar la profundidad: cuando la mezcla suena plana y con poca profundidad se puede deber a un exceso de frecuencias entre elementos que se están solapando y en esos casos podemos ecualizar quitando dichas frecuencias para liberar ese espacio, aumentando la sensación de profundidad de la mezcla.
  • Aumento de la sensación estéreo: cuando muchos elementos de la mezcla comparten espacio frecuencial y tienen un exceso de frecuencias en especial en los bajos/medias bajos, se va a tender a escuchar una mezcla mas bien monofónica. Para esta situación la ecualización sustractiva nos permite evitar el acumulamiento frecuencial excesivo en estas zonas y obtener mezclas con mas apertura estéreo.
  • Incrementar la sensación de sonoridad: para lograr una mezcla que se escuche “fuerte” es necesario que todos los elementos hayan sido bien trabajados con ecualización en las frecuencias medias, lo que se logra usando ecualización aditiva en las zonas de los medios donde cada elemento aporta de manera positiva a la mezcla.

Ejemplo de un ecualizador paramétrico típico dentro del secuenciador. En el mismo se uso la curva naranja campana para atenuar y la curva verde campana para realzar las frecuencias medias.

 

Ejemplo de un ecualizador paramétrico típico de un secuenciador. En el ejemplo se observa una curva de realce del tipo estante en rojo, una curva de atenuación del tipo campana. en naranja y una curva de realce del tipo campana en verde.

Estas son algunas de las funciones que tiene la ecualización dentro de la mezcla y hay que considerar que en la mezcla casi siempre vamos a estar usando una combinación entre filtros y ecualizadores.

Por todos estos motivos se hace imperativo trabajar de manera especial el ámbito de la frecuencia con la ecualización, para obtener lo mejor de nuestras mezclas.

Si estamos en duda sobre que constituye un buen trabajo de ecualización podemos referirnos siempre a mezclas de referencia de alta calidad, para tener algo a lo que apuntar.

Ejemplos de audio

Mezcla sin el uso de filtrado o ecualización: se percibe un sonido opaco, con poca definición, profundidad y mermado en el estéreo.

Mezcla con el uso de filtrado: se percibe un sonido mas claro y definido sobre todo en el bombo/bajo, que eran obstruidos por otros elementos.

Mezcla con el uso de filtrado y ecualización: se percibe un sonido mas claro, definido, con mayor separación y energía en las frecuencias medias lo que se traduce en mayor sonoridad.

 

Conclusiones

Muchas veces pensamos que la fuente de los problema de nuestras mezclas es el mal uso de la compresión, de ensanchadores estéreo, de los efectos, etc.

La realidad es que el aspecto que mas influencia tiene sobre la: definición, claridad, separación, profundidad, amplitud estéreo, balance e incluso sonoridad es la frecuencia.

Por ese motivo es crucial hacer un muy buen trabajo en este ámbito para poder obtener mezclas que suenen bien en nuestro estudio y en el mundo exterior.

Es increíble lo que puede hacer el manejo de los filtros y ecualizadores en nuestro proceso de mezcla y en los resultados que vamos a obtener del mismo.

Nota: Agradecimiento especial a nuestro amigo el artista argentino RoY, que nos permitió usar la canción “Renacer” para los ejemplos del articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados

Buscar

Nos gusta que te guste

Tweets Recientes