Mezcla posteado por

Cómo ecualizar una voz correctamente

Cómo ecualizar una voz correctamente

No hay demasiadas formas de ponerlo: la voz es el elemento más importante de una producción musical, al menos si de música popular se trata.

Es bastante más simple de lo que parece, la mayor parte de nuestros oyentes no tiene las herramientas o el entrenamiento para distinguir si la guitarra con la que grabamos era una Telecaster thinline o una escoba vieja; sin embargo, es probable que, por diversas razones, pueda distinguir si la voz se entiende, si está presente, si es “agradable”, si el cantante es afinado, etc.

Por este motivo tenemos que hacer todo lo que tengamos a nuestro alcance para que la voz esté bien representada en el campo frecuencial, que es quizás el que más influencia tiene en la percepción inmediata de la calidad de una voz.

¿Alguna vez escuchaste una mezcla donde las voces parecían despegarse de los monitores y estar tan cerca que te dio la impresión de que había alguien cantando sólo para ti?

Estoy seguro que si y en este artículo te voy a mostrar cómo ecualizar una voz correctamente  para que te acerques a esa calidad vocal superlativa.

Como siempre, empecemos por los cimientos:

Cómo ecualizar una voz sin hacerlo: la materia prima

Creo que lo he dicho una vez por cada artículo que publiqué en el blog y lo he debatido cientos de veces con clientes y colegas: la materia prima es lo más importante para lograr resultados profesionales en la producción musical.

De hecho, hablé en artículos sobre los secretos de una buena toma y cada vez que puedo trato de desmitificar eso de la mezcla mágica o el mastering que puede hacer milagros por producciones musicales mediocres o que directamente no se pueden escuchar.

Ahora, se que esto que digo y repito puede sonar un tanto contradictorio en un artículo que explica cómo ecualizar la voz correctamente. Si, es cierto que revelarte que el gran secreto de las producciones profesionales es la calidad de la materia prima puede no tener que ver directamente con el asunto de “ecualizar”, pero en base a mi experiencia nunca se puede decir esto demasiadas veces: nada bueno se puede obtener de pistas que no sean de calidad.

En ese sentido, la idea es que el sonido que obtengamos en la etapa de grabación, sea, en la medida de lo posible, el sonido “final” que tenemos en mente: antes de tocar ningún ecualizador y teniendo en cuenta el tipo de voz con la que trabajamos y su representación frecuencial.

Todas las voces son distintas y es por eso que no podemos usar una sola “técnica” de grabación que funcione siempre: hay voces que tienen más graves, algunas son muy sibilantes, otras les sobran altas frecuencias o medios.

A esto se suman los distintos tipos de micrófono que, debido a sus particulares respuestas en frecuencia, pueden realzar ciertos grupos frecuenciales, ocasionando que el resultado final se vea afectado.

La idea es potenciar la voz que estamos grabando combinando la técnica de microfonía con la elección del micrófono idóneo (siempre y cuando sea esto posible.

Veamos lo que hay que tener en cuenta al momento de grabar voces:

  • Escuchar la voz: lo primero que debemos hacer es escuchar la voz que vamos a grabar para determinar que partes del contenido frecuencial están bien y cuales faltan o sobran. Esta tarea puede ser algo subjetiva pero si tomamos nota de la cualidades de la voz que vayamos a trabajar es probable que logremos mejores resultados.
  • Probar varios micrófonos: si está dentro de tus posibilidades, probar más de un micrófono para ver cuál complementa mejor el sonido de la voz que vas a grabar es muy recomendable. La idea es grabar fracciones con los distintos micrófonos y elegir la toma junto con el cantante. La premisa es elegir el que mejor se adapte a las características de la voz: si la misma tiene muchos graves, buscar uno que no realce esa zona frecuencial, etc.
  • Cuidar la sala de grabación: al grabar, el micrófono no capta solamente el sonido directo de la voz sino que también capta las reflexiones de las paredes o superficies de la sala. Es necesario que las reflexiones estén controladas para captar principalmente el sonido directo de la voz. Para ello se sugiere usar material absorbente (lana de vidrio, espumas absorbentes), teniendo en cuenta que a las espaldas del cantante es en donde más efecto va a tener si usamos un patrón polar cardioide para grabar.
  • Probar varias posiciones de micrófono: los micrófonos son muy sensibles a su posición dentro de la sala y el sonido que capturan puede variar mucho al moverse tan solo unos centímetros. Te sugiero que empieces colocando el micrófono con la cápsula apuntando a la boca del cantante y lo muevas unos centímetros hacia arriba o abajo hasta encontrar el mejor sonido.
  • Distancias sugeridas:  para un sonido natural, se sugiere ubicar al cantante de 10-15 centímetros de la cápsula del micrófono si el mismo es de condensador. Mientras más cerca ubicamos al cantante con respecto al micrófono, mayor contenido en graves se va a captar. Hay que cuidarse de no excederse con estos graves ya que muchas veces son un aporte “ficticio” del micrófono debido al efecto de proximidad.
  • Usar una ganancia/nivel de grabación conservador: apunta a que la voz se grabe con un nivel cercano a -20 dB RMS o, si lo ves con el medidor del secuenciador, que esté en la zona del color verde pasando ocasionalmente al amarillo, pero siempre lejos del rojo.

Siguiendo estos consejos y si tenemos la suerte de grabar a un cantante con una buena técnica, el proceso de la ecualización de la voz será mucho más sencillo.

Ecualizar deshaciéndonos de lo malo

Uno de los errores más comunes que cometen las personas que recién empiezan a mezclar, es no saber cuando “decir que no”.

Gran parte de la mezcla consiste en ser capaces de deshacernos de lo que no sirve en términos de frecuencia, cosa que no deja de ser cierta para las voces ya que los micrófonos no captan sólo las frecuencias de la voz, sino que también captan ruidos de muy baja frecuencia que se cuelan, muchas veces producto de vibraciones estructurales del piso ocasionadas por el tránsito de trenes, vehículos pesados, entre otros.

Para deshacernos de este contenido sobrante vamos a usar filtros pasa altos buscando atenuar usando las siguientes sugerencias:

  • Tipo de filtro: colocar un filtro pasa altos como inserción en la pista a trabajar. Si tenemos varias voces vamos a necesitar uno para cada una de ellas, pudiendo trabajar cada una de ellas con parámetros distintos.
  • Pendiente del filtro: te sugiero que comiences usando un valor de 12 dB/Oct, que suele ser un buen compromiso.
  • Frecuencia de corte: es la frecuencia a partir de la cual el filtro comienza a atenuar: si elegimos 100 Hz significa que el filtro va a atenuar 80, 50, 40, etc. En realidad los filtros pasa altos atenúan progresivamente más hacia frecuencias más bajas que la de corte. En voces con un rango frecuencial intermedio te sugiero que pruebes empezar con 100 Hz, buscando el lugar donde no se altera el contenido frecuencial de la voz.

Una distinción importante viene por el tipo de voz que estemos trabajando. Si estamos filtrando la voz principal, la idea es filtrar sólo el ruido, preservando todo el contenido frecuencial; en cambio, en las voces soporte, muchas veces es necesario filtrar mucho más arriba para darles cierto contraste con respecto a la voz principal y lograr que suenen más claras en el contexto de la mezcla.

Ejemplo del uso de un filtro pasa altos en una voz lider o principal.

Ejemplo del uso de un filtro pasa altos en una voz lider o principal, la frecuencia de corte seleccionada es de 80 Hz.

Podemos filtrar las voces soporte en frecuencias entre 150-300 Hz sin perder demasiado en la percepción general de la mezcla y ganando en la claridad del sonido global.

Ejemplo del uso de un filtro pasa altos en voces de soporte o coristas.

Ejemplo del uso de un filtro pasa altos en voces de soporte o coristas.

Cómo ecualizar una voz: restar para ganar

La mayoría de nosotros usa el ecualizador para resaltar las frecuencias que creemos que necesitan ser resaltadas. El problema es que esta forma de ecualizar suele abonar el camino para mezclas distorsionadas.

Por eso, la idea es aprender a usar el ecualizador para producir atenuaciones en las frecuencias que no aporten al sonido de la voz o que perjudican su inteligibilidad en el contexto de la mezcla. Esta técnica se conoce como ecualización sustractiva y es la mejor forma de usar el EQ para lograr resultados limpios y transparentes, alejados de la distorsión.

La idea es poder detectar que zonas frecuenciales o frecuencias están aportando negativamente al sonido de la voz con la que estamos trabajando y atenuar en consecuencia; lo bueno de esta técnica es que producimos mejoras al sonido sin tener que agregar energía a la mezcla, manteniendo así el headroom de la misma.

Es una buena práctica el usar mezclas de referencia para comparar el trabajo frecuencial de la voz en nuestra mezcla contra otros de alta calidad para poder darnos cuenta con mayor facilidad cuáles son las frecuencias que están sobrando en nuestras mezclas.

Veamos algunas sugerencias para aplicar la ecualización sustractiva sobre las voces en la mezcla.

  • Encontrar la frecuencia problemática: usar el barrido frecuencial para pasar por un rango determinado de frecuencias hasta dar con la frecuencia indicada. 
  • Cuidar anchos de banda: usar anchos de banda selectivos en la curva campana o peaking para alterar lo menos posible las frecuencias aledañas a la frecuencia que querramos afectar. Esto es necesario para mantener la neutralidad en la ecualización vocal.
  • Cuidar cantidad de atenuación: para lograr un buen balance frecuencial en las voces, hay que atenuar lo justo y necesario, excedernos puede suponer la pérdida de características esenciales como el cuerpo, la calidez, la presencia, etc. Atenuaciones entre 3 y 6 dB suelen ser suficientes.
  • Frecuencias medias bajas: la zona entre 200 y 400 Hz es particularmente problemática y candidata a ser atenuada siempre. En esta zona hay acumulaciones que producen un sonido opaco y poco claro. Atenuar en esta zona suele aclarar el sonido de la voz y darle más presencia a la misma en la mezcla.
  • Frecuencias nasales: si tenemos que ecualizar una voz nasal, podemos atenuar la frecuencia problemática buscándola entre los 500 y 700 Hz.
  •  Frecuencias sibilantes: para eliminar el exceso de sibilancia en las voces, podemos atenuar buscando la frecuencia entre 3 y 8 kHz.

Si usamos bien la técnica vamos a ser capaces de mejorar el sonido con un mínimo de efectos colaterales sobre el timbre, lo que suele ser algo deseable, en especial sobre las voces.

Uso de ecualización sustractiva sobre una voz principal, se observan atenuaciones en la zona de medios bajos 200-400 Hz y en la zona nasal 500-700 Hz.

Uso de ecualización sustractiva sobre una voz principal, se observan atenuaciones en la zona de medios bajos 200-400 Hz y en la zona nasal 500-700 Hz.

Uso de ecualización sustractiva sobre las voces soporte, se observa una atenuación en la zona de medios bajos 200-400 Hz.

Uso de ecualización sustractiva sobre las voces soporte, se observa una atenuación en la zona de medios bajos 200-400 Hz.

Cómo ecualizar una voz con EQ aditiva

Una vez quitamos las frecuencias que no aportan al sonido de las voces podemos proceder a resaltar lo bueno del timbre usando el ecualizador con ganancias positivas, en lo que se conoce como ecualización aditiva.

El objetivo de este trabajo es realzar las frecuencias agradables para la voz en cuestión ya sea en los bajos, medios o agudos. Para ello se sugiere usar ecualizadores  con curvas estante/shelving (en bajos y agudos) o campana/peaking en los medios.

A diferencia de la ecualización sustractiva, la idea es usar curvas campana que abarquen una buena cantidad de frecuencias cercanas a las que queremos resaltar: es más fácil dar en el blanco de esta manera; por otra parte, al usar anchos de banda grandes, requerimos de menos ganancia para lograr el mismo resultado audible.

De hecho, verás que la mayoría de los denominados ecualizadores musicales no suelen ofrecer la posibilidad de elegir anchos de banda selectivos.

Veamos algunas sugerencias para usar la ecualización aditiva a nuestro favor.

  • Anchos de banda/Q: usar anchos de banda poco selectivos, que permitan realzar, además de la frecuencia buscada, intervalos musicales de la misma como la quinta y octava.
  • Cantidad de ganancia: al igual que con la ecualización sustractiva, hay que ser precavidos con la cantidad de ganancia que aplicamos a una curva de ecualización. Te sugiero que pruebes con valores entre 3 y 6 dB para obtener los mejores resultados.
  • En los bajos: si queremos dar más graves a una voz podemos probar usando una curva shelving de bajos o low shelf. Podemos ecualizar con frecuencias entre 200 y 100 Hz dependiendo del tipo de voz, siempre cuidando la cantidad de ganancia para no pasarnos de rosca.
  • En los agudos: usar una curva shelving de agudos o high shelf. Podemos probar ecualizar desde 8 o 10 kHz. Ecualizar procurando que el sonido no se haga duro o “cortante”.
  • En los medios: si la voz que estamos ecualizando no logra “cortar” en la mezcla o le falta inteligibilidad, podemos ecualizar con una curva campana/peaking en los medios agudos entre 1-6 kHz. Tener en cuenta que, como en esta zona el oído humano es más sensible, es fácil que se nos vaya la mano.

Recordar siempre que la ecualización aditiva debe ser aplicada como pinceladas gruesas para resaltar algunos detalles, no debe ser usada para corregir falencias frecuenciales.

Uso de ecualización aditiva sobre la voz principal, se observa el uso de una curva shelving de bajos y otra de agudos.

Uso de ecualización aditiva sobre la voz principal, se observa el uso de una curva shelving de bajos en 200 Hz y otra de agudos en 10 kHz.

Uso de ecualización aditiva sobre las voces soporte, se observa el uso de una curva shelving de bajos y otra de agudos.

Uso de ecualización aditiva sobre las voces soporte, se observa el uso de una curva shelving de agudos en 10 kHz.

 

Ejemplos de audio

Voz principal sin EQ sustractivo y luego con filtrado y ecualización sustractiva.

Voces soporte sin proceso, luego con filtrado, con EQ sustractiva.

Voz principal con EQ sustractiva sin aditiva, luego con sustractiva y aditiva.

Otra voz principal sin EQ, con eq sustractiva y finalmente con sustractiva + aditiva.

Voces en el contexto de mezcla sin EQ y con EQ.

Conclusiones

Una de las primeras observaciones que puedo hacer en cuánto al proceso de ecualizar voces tiene que ver con el hecho de que no hay nada realmente especial en ecualizar una voz, el procedimiento es muy similar a la ecualización de cualquier otro elemento.

Si leíste otro de mis artículos sobre ecualización lo habrás notado, siempre hago hincapié en lo mismo y el orden es similar:

  • Se empieza a ecualizar con la elección de micrófonos y en el proceso de grabación: cualquier otro tipo de ecualización será correctiva. Suena a cliché pero: la mejor ecualización es no ecualizar
  • El filtrado es el hermano mellizo de la ecualización: no importa que tan bien apliquemos la EQ sustractiva
  • Restar es el camino: la ecualización sustractiva es la mejor forma de ecualizar ya que nos ayuda a preservar el headroom en la mezcla y nos ayuda a moldear el contenido frecuencial de las señales para que puedan ser aprovechadas al máximo en el contexto de mezcla.
  • Usar la ecualización aditiva con criterio y cuidado: la ecualización aditiva puede ser peligrosa si no la usamos con cuidado. Ahora, eso no quiere decir que no podamos usar un ecualizador para agregarle algunos detalles a la voz. Eso si, nunca uses este tipo de EQ para compensar frecuencias faltantes, usala para dar esos detalles finales a las pistas vocaesl.

Quizás puede sonar repetitivo y la verdad es que lo es porque el proceso de ecualización no depende necesariamente del instrumento a ecualizar.

Ahora, la idea era dar algunas pautas para saber por donde empezar a trabajar la ecualización de las voces en la mezcla de audio. Espero que te hayan servido y no te olvides de compartir o comentar si te sirvió.

Un saludo y ¡a mezclar!

PD: Aprovecho para agradecer a la artista Bibiswing que me permitió usar su canción “La incondicional” para los ejemplos de este artículo.

2

21 Comentarios

  • Muy buen articulo, como siempre, es bueno saber que uno no esta tan equivocado y ademas aprovechar estos tips que siempre suman en nuestro desarrollo profesional, gracias por estos artículos.

    • Hola José y gracias por comentar, me alegra mucho que te hayan servido los consejos del artículo y que puedas aprovecharlos para mejorar en tu desarrollo.

      Un saludo grande y éxitos.

  • Excelente síntesis
    Gracias por tu trabajo… Enhorabuena

    • Hola Javier y gracias por comentar, un gusto escuchar que te sirve el material.

      Un saludo grande y éxitos.

  • Te felicito por todos los consejos. He aplicado varios y he mejorado mucho mis mezclas; Muchas gracias.

    • Hola Rodrigo y gracias por comentar, me alegra mucho que los consejos te hayan servido para mejorar tus mezclas.

      Un saludo grande y éxitos.

  • muy buena informacion jorge tenias razon creo que por mail lo lei que sacando los bajos excepto el bombo y bajo se puede tener una mescla de instrumentos muy limpia y de calidad, esto se aplica a cualquier genero musical no? saludos y bendiciones 😀

    • Hola Cristian y gracias por comentar, justamente el filtrado de bajos en la mezcla es indispensable para ganar claridad, definición y una gran cantidad de beneficios; en particular a todos aquellos elementos que no les sea indispensable el contenido debajo de 100 Hz.

      El uso de los filtros pasa altos se aplica a todos los géneros y va a depender los elementos que disponemos en la mezcla ya que a veces el bajo es reemplazado por un sintetizador con muchos graves, etc. En ese caso se puede filtrar todo menos los elementos que conducen las bajas frecuencias.

      Ojalá te sirva y un saludo.

  • Enhorabuena Jorge por lo bien y sencillo que explicas todo. Un saludo!

    • Hola Marcos, gracias por tu comentario y palabras me alegra mucho que te gusten los artículos y espero te sirvan para mejorar tus producciones.

      Un saludo grande y éxitos.

  • Son realmente positivos todos los comentarios.
    Agradezco ese tiempo invertido
    Gran Trabajo

    • Hola José, gracias por tu comentario y palabras, me alegra que te sirvan los comentarios.

      Un saludo y éxitos.

  • Jorge,excelentísimo artículo sobre todo para mí ya que participe en un trío ha siendo 2da voz por espacio de 24 años

    • Hola Samuel y gracias por tu comentario, me alegra que te haya gustado el articulo y espero puedas aplicar los conceptos para las voces de tus producciones .
      Un saludo grande y éxitos.

  • como masterizar en fl studio

  • Como corregir una voz que se escucha envozada o encajonada

    • Hola Mario y gracias por tu comentario, para trabajar una voz con ese tipo de problemas suele ser necesario trabajar con EQ sustractiva en la zona de los medios bajos 200-400 Hz y/o en la zona nasal entre 500-700 Hz. Eso se determina escuchando cada voz en particular y buscando la frecuencia más molesta para hacer el corte, teniendo cuidado de no ir demasiado lejos con las atenuaciones ya que se puede “desfigurar” el sonido original.

      Espero te sea de ayuda y un saludo!

  • tu blog es gigante, todos tus post increíbles me haz salvado muchas mezclas, siempre estoy releyendo tus artículos, muchas bendiciones

    • Hola Brian y muchas gracias por tu comentario, es un gran placer escuchar que el material del blog te ha ayudado en tu trabajo a la hora de mezclar y aprender, espero continuar aportando para ese fin.

      Un saludo grande y éxitos!

  • Muchisimas gracias, me sirvió muchísimo la información!

    • Hola Gustavo y gracias por comentar, me alegra mucho que te haya servido la información.

      Un saludo grande y éxitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados

Buscar

Nos gusta que te guste

Tweets Recientes